Anestesiólogos alzan la voz por intrusismo

Anestesiólogos alzan la voz por intrusismo

Varias son las sociedades médicas especializadas que han llamado la atención del país y las autoridades sanitarias por la incursión de otras áreas en la práctica del oficio para el no están capacitados.

En esta ocasión, la Sociedad Dominicana de Anestesiología alertó a la población que acude a procedimientos menores en centros odontológicos, estéticos, estudios de diagnósticos invasivos entre otros.

Destacó que la administración de medicamentos para sedación solo se ve y es fácil en manos expertas cuando los medicamentos que se usan para tales fines son el día a día del ejercicio profesional del anestesiólogo.

Recordó que antes de someterse a la administración de medicamentos sedantes el paciente debe indagar el estatus del médico que le asistirá.

Los logros de los últimos 40 años en disminuir la mortalidad en el quirófano a nivel mundial es por la presencia de médicos anestesistas entrenado debidamente en manejo de fármacos, vía aérea y soporte vital avanzado acompañado de dispositivos y equipos que corroboran el estado del paciente.

La presidente de la Sociedad, doctora Karina Williams afirmó que en la última década la asistencia de los anestesiólogos en procedimientos fuera de quirófano ha aumentado en las poblaciones de estudios de imágenes a niños autistas, ancianos con algunos trastornos de demencia, procedimientos odontológicos, endoscopias broncospias entre otros.

Advirtió que los requerimientos básicos para aplicar sedación están protocolizado y deben ser cumplido al 100% para evitar desenlaces catastróficos.

Estos desenlaces manejados por un personal que no cuenta con la habilidad de resolverlo si el paciente no muere puede quedar con secuelas neurológicas que imposibilitan reinsertase a una vida normal.

“Queremos que los profesionales que requieren servicio de sedación para los pacientes tengan presente que las competencias para realizar las sedaciones son exclusivas del anestesiólogo. Seguiremos insistiendo en el respeto y seguridad que merecen los pacientes. Anestesia y sedación por anestesiólogos y no a las anestesias simultáneas”.