Culmina Primer Congreso Latinoamericano de Pie Diabético

Culmina Primer Congreso Latinoamericano de Pie Diabético

La diabetes se considera una problemática de salud pública a nivel mundial, que afecta a hombres y mujeres sin distinción de raza o condición social, generadora de discapacidad que altera la calidad de vida de las personas y su familia. 

Una consecuencia del padecimiento de esta enfermedad es la ulceración del pie diabético.

Este fin de semana, la Asociación Latinoamericana de Pie Diabético (ALAPID) desarrolló durante cuatro días su Primer Congreso Internacional de Pie Diabético, con grandes exponentes de todo el continente americano y del mundo, donde fue notoria la preocupación de los presentes, cirujanos vasculares, diabetólogos y endocrinólogos acerca de la necesidad de poner más atención a esta afecciones, las cuales en el mejor de los casos, pueden ser evitables.

Al dar inicio al evento, que reunió a médicos de Colombia, Chile, México, Guatemala, Argentina, Panamá, El Salvador y República Dominicana, la doctora Luisa Mosquera, médico cirujana, especialista en cirugía general y laparocopista de Colombia y jefa del primer programa de pie diabético y salvamento de extremidades en el Hospital Universitario La Samaritana de la nación suramericana, explica que las complicaciones del pie diabético representan una de las infecciones más importantes y costosas, producto de la diabetes. 

El costo en la atención de una persona con diabetes con pie diabético ulcerado es 5,4 veces mayor en el año del primer episodio y 2.6 veces mayor en el año del segundo episodio. Entre más alto es el grado de complejidad mayor el gasto (aproximadamente 8 veces más). La mortalidad de cinco años de personas con ulceras, enfermedad arterial periférica y/o amputación excede los cánceres más agresivos.

En Colombia, según la Asociación Colombiana de Diabetes (ACD), entre un 7.4 y un 9.4% de la población adulta es diabética, por lo tanto contamos con un estimado de 1.7 millones de personas con diabetes; de ellos, al menos un 50% tienen los pies en riesgo por causa de la neuropatía, vasculopatías u otras alteraciones. Asimismo se ha observado en los últimos años un incremento paulatino de amputaciones con repercusiones en mayores días de estancia y mayor gasto médico. Se estima a nivel mundial que la prevalencia de pie diabético se encuentra en 6,4%, siendo más alta en hombres que en mujeres y en personas con diabetes tipo 2.

Alrededor de 15% de los pacientes diabéticos tendrá en el transcurso de la enfermedad úlceras en las extremidades inferiores, la mitad de estos pacientes que presenten una úlcera única subsecuentemente desarrollarán otra úlcera, y un tercio de estas úlceras ocasionarán amputación de la extremidad.

Situación del país

Al hablar en la inauguración del evento, el viceministro de Garantía de Calidad de los Servicios de Salud, del ministerio de Salud Pública de la República Dominicana, doctor José Matos resaltó que en el país se ha avanzado considerablemente para evitar las amputaciones a causa de pie diabético.

Matos, quien representó al ministro doctor Daniel Rivera, indicó que la afección del pie diabético es uno de las principales causas de discapacidad física en los pacientes diabéticos e hipertensos y en ese orden dijo que se está trabajando para instalar más unidades para prevenir estas lesiones. 

«Para nosotros es muy importante tener una población sana que pueda producir y compartir en familia sin las limitaciones que implican la amputación de los miembros inferiores producto de la diabetes y los problemas vasculares. En esta gestión estamos trabajando para lograr una unidad de cirugía vascular y pie diabético en el hospital Jose Maria Cabral y Baez de Santiago», expresó.