Hablemos de… Duelo Perinatal

Hablemos de… Duelo Perinatal

 A diario padres y médicos enfrentan dilemas éticos difíciles de asumir en los pacientes ingresados en cuidado intensivo neonatal ya que son frágiles y la medicación es compleja. En nuestro país todavía en vía de desarrollo, muchas veces no contamos con los recursos necesarios para palear las complejas decisiones del tratamiento en los recién nacidos, apoyo psicológico a Los padres que atraviesan una situación donde los resultados es la muerte del bebé, que puede ser antes de nacer, durante el parto o poco después.

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS). La muerte perinatal es el fallecimiento de un bebé durante el periodo que comprende el embarazo a partir de las 22 semanas de gestación hasta 7 días después de nacer.

En nuestro país no hay leyes que permitan a los padres considerar cuando no desean continuar un tratamiento a su hijo, el médico debe siempre considerar un tratamiento paliativo, aún en circunstancias donde la vida no se asegura.

Las causas que pueden producir muerte neonatal son difíciles de evitar, en muchas ocasiones nunca se sabe el ¿por qué?… lo que hace más doloroso de asumir la pérdida; estas pueden ser originadas por: enfermedad de la madre, malformaciones graves del neonato, enfermedades congénitas, infecciones graves de la madre, complicaciones del cordón umbilical, malformaciones de la placenta, rotura de útero y diversas complicaciones del parto.

Fases del duelo perinatal:

  • Fase de negación: después de una pérdida, los días, semanas o meses, pueden ser profundamente dolorosos en esta fase, los padres padecen de incredulidad sobre la situación, considerando que no les puede pasar a ellos; esto es una protección para poder digerir esta terrible realidad.
  • Sentimientos de ira: casi siempre ocurre en la madre; en donde siente culpa, suele culpar también al cuerpo médico o a una fuerza superior como Dios.
  • Fase de negociación: esta etapa es corta, los padres sienten confusión, donde cada vez surgen más preguntas y es un periodo muy doloroso, ya que se imaginan ¿qué hubiese pasado si el niño estuviera vivo?
  • Depresión: llegan sentimientos de tristeza, pérdida de apetito y de sueño.
  • Aceptación: este cierra el proceso de duelo perinatal, donde se asume la pérdida; en esta etapa los padres y familiares vuelven a la rutina.

En cada una de las fases del duelo perinatal es importante el apoyo familiar y de amigos para poderla superar. Es importante expresar lo que se siente y hablar con personas de confianza. Los padres pueden tardar en asumir de forma natural la muerte perinatal de sus hijos, el tiempo estimado va de 2 a 4 años, en donde de 6 meses a 1 año el acontecimiento no debe doler, estos niños son llamados muchas veces niños estrellas; los niños que nacen luego de una muerte neonatal se le llaman arcoíris, se considera que aparecen cuando sale el sol en un día lluvioso.

Consejos para sobrellevar el duelo perinatal:

El dolor es relativo, no todas las familias llevan el mismo proceso por lo que se debe tener mucha prudencia a la hora de aconsejar y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El contacto post mortem puede ayudar en el proceso de despedida.
  • Darse tiempo para asumir la pérdida, no hay un tiempo específico.
  • No olvidar lo ocurrido, solo aprender a sobrellevar la situación.
  • Considerar ayuda de un profesional, compartir en grupos de personas quienes hayan pasado por la misma situación.
  • Tratar de retomar la vida normal poco a poco.
  • Preparar un ritual de despedida para poder cerrar adecuadamente esa etapa.

Dra. Alica de la Cruz

Pediatra Perinatóloga