Hospital Gautier egresa adolescente tras reimplante mano amputada

Hospital Gautier egresa adolescente tras reimplante mano amputada

Luego de 19 días ingresado, recibió el alta clínica, el adolescente de 15 años de edad al que le cercenaron la mano izquierda cuando salía de un liceo en San Pedro de Macorís, y que le fue reimplantada de manera exitosa en el Hospital Salvador B. Gautier (HSBG).

El doctor Severo Mercedes, jefe de Cirugía Plástica del Gautier, explicó que el joven salió del hospital en condiciones generales estables, con resultados satisfactorios, “dando inicio a la otra fase del proceso, con visitas periódicas, para seguir con la rehabilitación y fisioterapias”.

Agradeció el apoyo recibido de los medios de comunicación, la dirección del hospital, del Servicio Nacional de Salud (SNS), en la persona de su director, doctor Mario Lama; del equipo de médicos residentes del Gautier y el cuerpo de ayudantes.

Sobre la movilidad total o parcial de la mano, reiteró que dependerá del proceso de evolución del paciente que se lleva meses, “pero las estadísticas mundiales establecen que, en este tipo de intervenciones quirúrgicas, se recupera el 60 o 70 por ciento de los movimientos”.

Aseguró que está llegando a la punta de los dedos de la mano intervenida, el 100% del oxígeno que se requiere, “eso garantiza que, si el paciente cumple con los mandatos y las recomendaciones que le hemos dado a través del seguimiento y la consulta interna, los resultados serán halagadores”.

En tanto, el doctor Armando José Holguín Núñez, director del Gautier, resaltó la importancia del cuidado de la mano en adelante, “mueve algunos dedos, y aseguramos que el adolescente continuará desde el hospital con los controles y el seguimiento pertinente”.

Lamentó que hechos de la naturaleza en que fue cercenada una mano del menor ocurran en República Dominicana, sin embargo, de suceder, destacó, “la población tiene que tener presente que, para conservar el miembro amputado, debe envolverse en un trozo de tela húmedo y limpio e introducirlo en una bolsa sellada, nunca en hielo”.

De su lado, la señora Ana Santana, madre del adolescente, agradeció a la dirección del Hospital Gautier, al Departamento de Cirugía Plástica, médicos residentes y equipo de ayudantes del Gautier; por sus atenciones y esfuerzos extra, puesto a disposición de su hijo, “sin su entrega y dedicación no hubiera sido posible”.