Ministerio de Salud se mantiene ofreciendo consultas y apoyo psicológico por la tragedia ocurrida en San Cristóbal

Ministerio de Salud se mantiene ofreciendo consultas y apoyo psicológico por la tragedia ocurrida en San Cristóbal

El ministro de Salud Pública, doctor Daniel Rivera, continúa este jueves en la zona de la tragedia en esta ciudad de San Cristóbal, donde de manera personal y acompañado por un equipo de profesionales atendió a varias personas, principalmente a aquellos que han tenido mayor exposición al humo.

Aquí el doctor Rivera, aprovechó para orientar a las personas sobre el establecimiento de un estilo de vida más saludable, ya que algunos de los consultados presentan diabetes, sobrepeso, obesidad y afecciones cardíacas.

Aseguró que hasta el momento la mayoría de pacientes heridos han sido dados de alta y los que permanecen ingresados tienen quemaduras de 40 y 50 %.

MSP en Sacristóbal

Zona afectada

En el lugar de la tragedia, se observa un panorama de mucho pánico, angustia y desolación. Estos son los aspectos que se han identificado en los más de 100 pacientes atendidos en el área de salud mental, por un equipo que componen unos 36 psicólogos y especialistas de la conducta. 

Alrededor de 20 brigadas realizan labores casa a casa para identificar no solo aspectos de salud mental, sino de afecciones respiratorias y otras enfermedades que pudieran intensificarse por la tragedia. Se dará seguimiento psicológico a los pacientes para lo cual se dispondrá de un equipo permanente.

El también presidente del Gabinete de Salud señaló que todos los gastos de los pacientes están siendo asumidos por el Gobierno, tanto a los atendidos en los hospitales públicos como en los privados.

El funcionario aseguró que los equipos de salud trabajan en coordinación con el Comité de Emergencia y permanecerán en la zona hasta tanto sea necesario para ofrecer las atenciones, vigilar la aparición de enfermedades y llevar tranquilidad a la población.  

De acuerdo con las autoridades, el saldo de heridos se mantiene en 59 y algunos de ellos están ingresados en unidades de cuidados intensivos, por su estado delicado.