Pacientes con cuadros febriles y congestión nasal en emergencias del Hugo Mendoza y Robert Reid

Pacientes con cuadros febriles y congestión nasal en emergencias del Hugo Mendoza y Robert Reid

Una combinación de pacientes con síntomas febriles y dolor en las articulaciones asociados al dengue, y pacientes con tos y congestión nasal era el cóctel que se observaba este sábado en las emergencias de los hospitales pediátricos Hugo Mendoza y Robert Reid Cabral.

En ambos centros, las madres se quejaban de la lentitud en los servicios, reconociendo el evidente abarrotamiento y crecimiento en la demanda de atenciones.

Leidy, residente en El Café de Herrera, llevó a su niña de tres años a la emergencia del Robert Reid por presentar fiebre y un sarpullido en la piel. Asegura que llegó a las 9:00 de la mañana y no fue hasta las 4:00 de la tarde cuando recibió la orden médica con la indicación del acetaminofén y repetición del hemograma que le realizaron a la menor.

«Me dijeron que vaya el lunes por consulta», dijo la madre, esperanzada de que la fiebre no vuelva a subirle en el transcurso.

En el caso de Cristian, un joven venezolano que estaba con su niño de cinco años, estaba a la espera de los resultados de la analítica tras tener cuatro horas de haber llegado al centro sanitario. Su hijo, quien lloraba incesantemente, presentaba fiebre y dolor abdominal.

María Luisa se trasladó desde Azua con su hijo de un año de edad para poder nebulizarlo. Llegaron el viernes a las 8:00 de la noche y tuvieron que esperar hasta medianoche. Al final los dejaron ingresados.

A su lado se encontraba Aracelis Torres, quien, con lágrimas en los ojos, narró que su bebé prematura de tan solo un mes de nacida tenía una fiebre tan alta al punto de casi convulsionar. Desde que nació, la bebé estaba interna en la Maternidad de Los Mina pero fue dada de alta. A la madre le indicaron un panel respiratorio que cuesta 12,500 pesos. La joven dice no disponer de los recursos para costearlos.

Micamel Ricard se quejó de que su hija de un año presenta fiebre desde el miércoles y tras tener una noche ingresada aún no saben el origen del cuadro febril.

«Tiene las plaquetas en 140 mil, así que dengue no es», aseguró.

Llegaron al antiguo Angelita a las 7:00 de la noche con una temperatura de 40.1 grados, a la medianoche las atendieron y a las 3:00 de la madrugada fue que canalizaron a la pequeña.

Ricard cuenta que es tan grande la demanda que están compartiendo camas.

«Hay hasta tres niños en una cama. Solo nos dejan entran agua, jugo y compota. No voy a dejar a mi niña sola para salir a comer», agregó.

Afueras hugo mendoza

Por su parte, Jaqueline, residente en Villa Altagracia, tiene ocho años atendiendo a su hija falcémica en dicho hospital y afirma que el servicio es excelente, solo que actualmente está saturado.

«Hay días malos y días buenos. Hay que entender que hay dengue e influenza. El hospital es bueno. Yo entiendo a los médicos, están desbaratados, está sobrepoblado el hospital», expresó.

El pasado viernes, el Robert Reid registraba 72 pacientes hospitalizados por sospecha de dengue, virus transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti.
En el Hugo Mendoza

En el Hugo Mendoza la emergencia este sábado estaba repleta, al punto de que en las afueras del área de recepción padres tomaban un respiro junto a sus hijos.

Liliani Vásquez se trasladó desde La Victoria a buscar cuidados médicos para su bebé de tres meses y dijo que se encontró con la sorpresa de que ya no hay camas disponibles en ese centro de salud.

De acuerdo con informaciones suministradas por el hospital, este sábado se encontraban unos 88 niños ingresados por posible dengue, tres de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos.

«Hay muchos especialistas y sabemos que el niño está en buenas manos aunque nos vayamos de madrugada», comentó Fernanda de Paula, quien tenía en brazos a su nieto de seis meses de edad aquejado de una fiebre en 41 grados.

«Tiene las plaquetas bien, pero la fiebre sigue. Le hicieron prueba de malaria y tampoco es», añadió.

Contrario a De Paula, Juana Núñez, de Punta (Villa Mella) optó por abandonar el recinto sin recibir atención médica para su hijo de cinco años con fuerte congestión.

«Los turnos no avanzan. Llamaron a dos hace rato», externó.

Idalina Marte comentó que pasadas las 6:00 de la tarde seguía haciendo turno desde las 9:00 de la mañana para los análisis de su hija de siete años que presenta fiebre, vómito y dolor de cabeza.
Cifras de dengue

En su más reciente reporte, el Ministerio de Salud Pública indicó que la cifra de casos sospechosos de dengue aumentó a 8,772 desde el inicio de año y 1,201 detectados solo en la última semana.

Hasta la fecha, se han confirmado nueve muertes por esta enfermedad.