Primera visita al médico ortodoncista, ¿cuándo debemos hacerla?

Primera visita al médico ortodoncista, ¿cuándo debemos hacerla?

La primera visita del niño al odontólogo se hace a fin de que el Médico Odontólogo pueda determinar frente a qué tipo de paciente se encuentra y cuáles son las necesidades odontológicas que pueda presentar, evitando así, que tratamientos sencillos, puedan convertirse en complejos.

Es la oportunidad de que el Médico Odontólogo-Ortodoncista, pueda percatarse de la condición de salud de la cavidad bucal, donde puede observar si hay caries, placa bacteriana, tipo de oclusión, comportamiento del mismo, etapa en que se encuentra la erupción dental, y si ha sufrido trauma o pérdida dentaria.

Manejo del niño en esa primera visita al Médico Odontólogo-Ortodoncista

El manejo de la conducta del niño al inicio de su consulta dental ortodoncista es muy  importante, con el fin de armonizar la relación niño-odontólogo-ortodoncista-padres, y promover así actitudes positivas del paciente hacia la práctica odontológica. 1

Influyen en la conducta del niño al inicio de su tratamiento odontológico aspectos como son: el ambiente físico del consultorio, el odontólogo y su personal asistente, los padres, el niño y saber que es la primera visita al odontólogo. 1

Es necesario proporcionarle un ambiente acogedor y una relación afectiva y cariñosa, sobre la base de un abordaje psicológico realizado con conciencia, honestidad y criterio objetivo, además de tratar de lograr una adecuada comunicación entre el niño y el odontólogo.1

Edad recomendada para la primera visita al Médico Ortodoncista

Las Asociaciones Americana, Europea y Española de Ortodoncia, recomiendan hacer la primera visita al ortodoncista antes de los siete años de edad. En estas edades tan tempranas es muy probable que no sea necesario tratamiento de ortodoncia ni ortopédico, pero sí una detección precoz de malformaciones esqueléticas y dentarias que pueden interferir en el crecimiento normal del niño.2

Si se recomienda hacer la primera consulta al ortodoncista antes de cumplir los siete años de edad es porqué a partir de los seis años erupcionan los primeros molares permanentes y se forma la estructura básica de la mordida.2

Si se detectan alteraciones en el crecimiento deben realizarse tratamientos ortopédicos u ortodóncicos que ofrecen un pronóstico favorable, aparatología sencilla, muy poco tiempo de tratamiento y con bajo coste. De no hacer el tratamiento a la edad adecuada, cuando el niño sea un adulto, puede derivar a tratamientos complejos, largos y costosos como: cirugía ortognática, extracciones de dientes y prótesis dentales.2

Ventajas del tratamiento temprano

Según la Asociación Americana de Ortodoncia, el tratamiento temprano es ventajoso por las siguientes razones:2

  1. Favorece un correcto crecimiento y desarrollo de la mandíbula.
  2. Corrige los hábitos de succión o deglución.
  3. Crea espacio para los dientes que aún deben salir.
  4. Simplifica y a veces evita el tratamiento de ortodoncia.
  5. Mantiene, o a veces, proporciona mayor espacio para los dientes definitivos.
  6. Puede reducir o eliminar problemas respiratorios o del habla.
  7. Corrige la compresión del maxilar superior proporcionando expansión y una correcta relación entre el maxilar y la mandíbula.
  8. Reduce el riesgo de sufrir un traumatismo de los dientes prominentes.

La primera visita al ortodoncista a una edad adecuada puede evitar muchos problemas. Las medidas preventivas son tan sencillas y producen resultados tan beneficiosos.

Es una medida preventiva

Realizar una valoración de los huesos de la cara cuando estos están creciendo, nos permite realizar medidas terapéuticas para corregir o redirigir el crecimiento de los mismos.

De esta manera podemos solucionar una maloclusión, disminuir o prevenir su gravedad.

En estas edades precoces podemos realizar ortopedia, solucionando problemas que en edades más tardías es imposible.

¿En qué consiste la primera visita al Médico Ortodoncista?

El ortodoncista identifica básicamente, tres tipos de grupos de niños, realizando medidas terapéuticas diferentes para cada uno:

1. Niños que no necesitan nada: su desarrollo es perfectamente normal y solo necesitan revisiones puntuales para estar atentos a su recambio dentario.

2.  Pequeños que van a requerir visitas de revisión periódicas.

En este grupo se incluyen dos tipos completamente diferentes:

– Niños que aparentemente están bien, pero presentan signos que nos hacen sospechar que en su desarrollo pueden tener problemas.

– Niños con claros problemas ortodóncicos pero que no son candidatos a un tratamiento precoz.

Los primeros suelen ser niños con malos hábitos orales.

La eliminación de estos hábitos es importante para que no interfieran en el desarrollo facial de los pequeños.

En los segundos, simplemente vigilamos la evolución de la maloclusión.

3. En último lugar están los verdaderos pacientes, aquellos que necesitan un tratamiento de ortodoncia prematuramente.

Esperar el momento adecuado para tratar el problema ortodóncico forma parte del éxito del tratamiento.

Referencia bibliográfica

  1. Acta odontol. venez ; 36(2): 70-3, 1998. Ilus

http://repositorio.upao.edu.pe/bitstream/20.500.12759/1920/1/REP_ESTO_SHEYLLE.CACERES_RELACI%c3%93N.ANSIEDAD.COMPORTAMIENTO.NI%c3%91OS.6-8.A%c3%91OS.ALTO.SALAVERRY.PRIMERA.VISITA.ODONT%c3%93LOGO.pdf

Por: Dra. Priscila Peralta – Odontólogo