¿Qué sigue después del cáncer de mama?

¿Qué sigue después del cáncer de mama?

El cáncer de mama es una enfermedad en la cual las células se multiplican sin control. Existen distintos tipos de cáncer de mama y depende de qué células de la misma se vuelven cancerosas.

¿CÓMO COMIENZA EL CÁNCER DE MAMA?

El cáncer puede comenzar en distintas partes de la mama. Estas constan de tres partes principales: lobulillos, conductos y tejido conectivo. Los lobulillos son las glándulas que producen leche. Los conductos son los tubos que transportan la leche al pezón. El tejido conectivo (formado por tejido fibroso y adiposo) rodea y sostiene todas las partes de la mama. La mayoría de los cánceres de mama comienzan en los conductos o en los lobulillos.

 Algunos estudios han demostrado que el riesgo de tener cáncer de mama se debe a una combinación de factores. Los principales factores que influyen en el riesgo de una persona incluyen ser mujer y hacerse mayor. La mayoría de los cánceres de mama se detectan en mujeres de 50 años o más, pero cada vez más son las pacientes jóvenes que han aumentado su incidencia.

Algunas mujeres tienen cáncer de mama aunque no tengan ningún otro factor de riesgo conocido. Tener un factor de riesgo no significa que la persona tendrá la enfermedad, y no todos los factores de riesgo tienen el mismo efecto. La mayoría de las mujeres tienen algunos factores de riesgo, pero la mayoría de las mujeres no tienen cáncer de mama.

¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER DE MAMA?

 El cáncer de mama se trata de varias maneras. Esto depende del tipo de cáncer de mama y del grado de diseminación. Las personas con cáncer de mama a menudo reciben más de un tipo de tratamiento.

• Cirugía: Una operación en la que los médicos cortan el tejido con cáncer denominado Mastectomía, de las cuales existen varios tipos dependiendo del tipo de carcinoma.

 • Quimioterapia: Se usan medicamentos especiales para reducir o matar las células cancerosas. Estos medicamentos pueden ser pastillas que se toman o medicamentos que se inyectan en las venas, o a veces ambos.

 • Terapia hormonal: Impide que las células cancerosas obtengan las hormonas que necesitan para crecer

. • Terapia biológica: Trabaja con el sistema inmunitario de su cuerpo para ayudarlo a combatir las células cancerosas o a controlar los efectos secundarios que causan otros tratamientos contra el cáncer.

 • Radioterapia: Se usan rayos de alta energía (similares a los rayos X) para matar las células cancerosas.

Generalmente, médicos de diferentes especialidades trabajan juntos para tratar el cáncer de mama. Los cirujanos son médicos que hacen operaciones. Los oncólogos son médicos que tratan el cáncer con medicamentos. Los oncólogos radiólogos son médicos que tratan el cáncer con radiación.

Aquí es donde nos hacemos la pregunta: ¿Qué sigue después del cáncer de mama?

 Gracias a los avances de la ciencia y al advenimiento de nuevos tratamientos un poco más conservadores para realizar las cirugías, se ha logrado reconstruir la mama amputada con la finalidad de devolver a la mujer ese signo de femineidad que representa en las mujeres los senos y así ayudar sobremanera en el seguimiento psicológico, social y estético a cada paciente.

 Existen numerosas opciones para dicha reconstrucción, unas con mayor o menor grado de complejidad que otras, pero es importante saber que pueden iniciarse desde el mismo momento en que se realice la amputación (Mastectomía).

Puedes hacerte ciertas preguntas que pueden ayudarte a considerar qué tipo de reconstrucción deseas.

 ¿Cuán importarte es la reconstrucción de la mama para ti?

¿Puedes vivir con una prótesis mamaria externa que puedes colocar y quitar?

¿La reconstrucción mamaria te ayudará a sentirte plena nuevamente?

¿Estás dispuesta a someterte a más cirugías para la reconstrucción mamaria después de la mastectomía o la lumpectomía?

 También es importante saber que, si bien mediante la reconstrucción mamaria se reconstruye la forma de la mama, no se restablece la sensibilidad de la mama o del pezón. Con el tiempo, la piel que se encuentra sobre la mama reconstruida puede volverse más sensible al tacto, pero no se sentirá exactamente igual que antes de la cirugía.

Existen dos técnicas principales para reconstruir una mama: Reconstrucción con implante: inserción de un implante relleno de solución salina (agua salada) o de gel de silicona. Reconstrucción autógena o con colgajo: uso de tejido trasplantado de otra parte del cuerpo (como el vientre, un muslo o la espalda). La reconstrucción autógena también puede incluir un implante. Además, también puedes elegir si deseas reconstruir el pezón. (En algunos casos, es posible realizar una mastectomía con conservación del pezón, que resguarda el pezón y la piel de la mama que lo rodea). Cada caso será diferente y uno con mejores resultados que otro, pero siempre con el mismo objetivo.

Así como existen dos técnicas principales, también se describen dos momentos exactos para la reconstrucción, una denominada inmediata en el momento de la mastectomía y otra tardía o diferida que es en la que se culmina el tratamiento oncológico para dar paso a la reconstrucción.

Dr. Héctor Philades Herrera Aybar

Cirugía  Plástica – Estética  – Reconstructiva y Maxilofacial

IG: drphils