¿Sabes que es la Miomatosis Uterina?

¿Sabes que es la Miomatosis Uterina?

Se trata de la aparición de Miomas, también llamados Leiomiomas o fibromas uterinos en el útero. Estos son un tipo de tumores benignos que consisten en el engrosamiento de algunas zonas del útero.

El tamaño de los fibromas uterinos puede ser tan pequeño que sea imperceptible o puede crecer hasta deformar el útero. Además, una mujer puede tener un solo Mioma o varios a la vez.

Es un padecimiento caracterizado por la aparición de un tipo de fibroma Uterino y que se considera uno de los tumores más comunes en mujeres en edad fértil. No obstante, no se sabe a ciencia cierta cual es la incidencia real, ya que hay mujeres que padecen esta enfermedad sin apenas presentar síntomas o con síntomas que no suelen reportar a su ginecólogo/a, porque lo consideran comunes en su ciclo menstrual.

Causas

  1. Genéticas y hereditarias:
    1. Se observan en la disociación de la musculatura lisa que forma parte del útero y que posiblemente pasen de una generación a otra.
  • Hormonales:
    • Se dice que juega un papel importante el estrógeno y la progesterona. Estas hormonas estimulan el crecimiento intrauterino desarrollando así los famosos fibromas. Son estrógenos dependientes.
  • Mal alimentación:
    • Las pacientes que llevan una mala alimentación poco balanceada van a presentar una alta incidencia en desarrollar Fibromas.
  • Raza:
    • Es más común en raza negra.

Tipos

Se clasifican de acuerdo al área del útero en que aparecen.

Miomas-uterinos-tipos | Sociedad Española de Radiología Vascular e  Intervencionista (SERVEI)

Existen cuatro tipos:

  • Miometriales o intramurales: Aparecen en la pared muscular.
  • Submucosos: Se encontrarán bajo la cubierta externa del útero o capa serosa.
  • Subserosos: Bajo la cubierta externa del útero.
  • Pediculados: Crecen unidos por un tallo al útero.

Síntomas

Aunque es muy común que este padecimiento se presente de manera asintomática, las siguientes son algunos de los síntomas más frecuentes:

  • Sangrado menstrual abundante.
  • Períodos menstruales superior a una semana.
  • Dolor pélvico, de espalda o piernas.
  • Necesidad de orinar a menudo.
  • Dificultad para vaciar la vejiga.
  • Estreñimiento.

Tratamiento

Aunque en algunos casos se recurre a la cirugía para extirpar los Miomas, la mayoría de los tratamientos suelen estar enfocados en palear los síntomas. Por eso en cada paciente, la enfermedad será abordada de manera distinta e individualizada.

La principal recomendación es el seguimiento periódico del Mioma que se hace generalmente por sonografía.

Los siguientes son los métodos a los que suelen recurrir los ginecólogos para su tratamiento:

  • Dispositivos uterinos (de los que segregan progestágenos), unas hormonas que contribuyen a disminuir el sangrado.
  • Suplementos de hierro, que en la mayoría de los casos la paciente padecerá anemia, por presentar sangrados menstruales de más de una semana de evolución y con pérdidas que harán que la volemia y la hemoglobina de la paciente esté en déficit.
  • Moduladores selectivos para bloquear algunos receptores de progesterona en el Mioma, esta medicación debe ser pautada en casos específicos por un especialista.
  • Quirúrgico: Este dependerá de la paciente, donde se realizará solamente la Miomectomía conservando su útero. Y en el caso de que la paciente tenga una paridad satisfecha o por su edad se recurrirá a la histerectomía total.
  • Histeroscopia: Se extirparán los Miomas vía vaginal y no hay necesidad de abordar la paciente quirúrgicamente vía abdominal, este método es recomendable realizarlo cuando los fibromas son menores de dos centímetros.

Resumen

Para evitar la incidencia y crecimiento de la Miomatosis Uterina debes llevar a cabo un seguimiento continuo con tu médico y así evaluar los mejores tratamientos para tratar este padecimiento.

Una dieta balanceada ayudará a evitar la formación de la Miomatosis Uterina y no comprometerá así la fertilidad de la paciente.

Ejercitarse regularmente ayudará a mantener la estabilidad hormonal endógena de cada paciente evitando así los fibromas.

La Histerectomía es el tratamiento quirúrgico que estará enfocado en aquella paciente que tenga una paridad satisfecha o que no comprometa su fertilidad.

Los métodos no quirúrgicos estarán establecidos para aquellas pacientes que se encuentran en edad fértil.

La Miomatosis Uterina son los tumores benignos más comunes en la mujer y se asocia muy poco con cáncer.

El rango de edad más común de presentarse este padecimiento oscila entre los 25 a 35 años.

Dra. Irka Peña

Ginecóloga